Cáncer de la Próstata

cancerEl hombre desde los 40 años empieza a tener riesgos de padecer enfermedades de la próstata, éste aumenta progresivamente con el paso de los años. La próstata funciona fabricando el líquido que sirve de vehículo a los espermatozoides para ser lanzados durante la eyaculación; se localiza entre el hueso del pubis y el recto por debajo de la vejiga.

Los síntomas, en muchas ocasiones, no se manifiestan ó pueden presentarse con dificultad para orinar, disminuyendo el chorro de la orina o aumentando el número de veces que orina durante la noche; también puede existir sensación de vaciamiento incompleto, o bien síntomas irritativos como ardor y urgencia por orinar. Sin embargo, la enfermedad maligna de la próstata puede pasar desapercibida sin la presencia de algún síntoma urinario.

Alrededor de los 40 o 45 años de edad, la próstata empieza a comprimir la uretra que es el conducto a través del cual se expulsa la orina o el semen. Esto da como consecuencia la disminución de la fuerza de expulsión tanto de la orina como del semen.

Para saber el estado de la próstata es útil practicar el tacto rectal que permite conocer la consistencia y tamaño de esta. A la palpación puede ser blanda, dura o tener nódulos; además puede sentirse el tamaño, la temperatura, percibir si causa dolor su manipulación o si sus bordes son regulares. Existen otros métodos como el ultrasonido suprapúbico o transrectal que también ayudan a establecer sus dimensiones y cambios en su estructura.

El antígeno prostático es una proteína que emite la próstata hacia la sangre y se encuentra circulando en el organismo en una cantidad escasa de nanogramos por mililitro. En enfermedades infecciosas de la próstata o enfermedades por crecimiento malignos es variable según la edad; también se ha visto que con actividades de ejercicio físico como andar en bicicleta, montar a caballo, manejar motocicleta o aquellas actividades que hacen presión entre los genitales y el ano, en la zona perineal.

La mejor manera de conocer el estado de salud de la próstata es acudir al medico y responder a ciertas preguntas, lo que permitirá conocer antecedentes personales y familiares, así como síntomas que en conjunto con un examen físico y los estudios de antígeno prostático y ultrasonido pueden hacer con exactitud un diagnóstico.

Es importante recordar:

  • No espere a tener un síntoma urinario después de los 40 años, mejor consulte a su médico.
  • Las enfermedades prostáticas diagnosticadas tempranamente tienen mejor pronóstico.
  • La prueba de antígeno prostático no sustituye el tacto rectal.
  • Una dieta baja en grasa y rica en vegetales es de beneficio para la próstata.
  • La vitamina E es un antioxidante que disminuye la probabilidad de adquirir cáncer prostático.

Comments are closed.